lunes, 31 de marzo de 2008

Pompas de jabón.


De lunes a viernes trabaja en el banco,sonrisa circunstancial y amabilidad aprendida que con el paso de los años convirtió en arte.Nada dejaba ver que su tiempo libre estuviese dedicado a algo que no fuese monótono.
El jueves,Lucía recogió a Martín del colegio y se fueron al hospital.Andrés,un compañero de clase de Martín está ingresado y quería visitarlo.Al llegar a la habitación y encontrarla vacía,acudieron al mostrador de información de las enfermeras y preguntaron por Andrés.Les dijeron que estaba en la sala de juegos situada en la tercera planta.Bajaron en el ascensor,siguieron por el blanco pasillo las indicaciones hasta llegar a la puerta que con un amarillo chillón y letras de arco iris ponía "Sala de Lecer".La algarabía y las risas traspasaban la puerta, olía a chocolate y algodón de azúcar.En el centro de la sala había un payaso, un guante quirúrgico pintado de rojo le servía a modo de cresta como distintivo entre tantas cabezas.Un corro de sillas de ruedas,taburetes y colchonetas lo tenían sitiado y él lanzaba spray de confeti como defensa;cuando se levantaba un cordón de sus inmensos zapatos quedaba atrapado sobre su propio peso y volvía a caer.
Las risas eran tan contagiosas que Lucía y Martín se vieron de pronto contagiados de tan benigno virus.
El Payaso tenía a sus pies un cubo con agua que resultó ser jabonosa y con ella hacía burbujeantes pompas.Llamaba a los niños por su nombre y con un tubo de ensayo que le servía de varita mágica,uno a uno los designaba el centro de la atracción.Daba una palmada al aire y las luces se apagaban para dar paso a un solo haz de luz que procedía de un halógeno del techo,introducía la varita en el cubo y formas maravillosas surgían de la nada.Su voz las iba describiendo:
-Mickey Mouse!,un fantasma!,una estrella!.
Al final cambiaba la varita por un aro de alambre y por un instante el niño elegido quedaba "encerrado"en una mágica burbuja que parecía una nave espacial.
Terminado el espectáculo,Lucía y el payaso se cruzaron las miradas.Al reconocerlo como el empleado del banco uniforme,gris y aburrido,Lucía se sintió culpable por haberlo juzgado dentro del grupo de los tediosos y mediocres.
Se llama Juan y a través de la risa disfraza las lágrimas.

25 comentarios:

São dijo...

Este texto que tão bem escreveste, só confirma aquilo que temos obrigação de praticar: não devemos nunca menosprezar o ser humano que temos à frente!!
Unha aperta, linda.

Chousa da Alcandra dijo...

Si señor!!! E tamén hai moito cómico metido a empregado de banca/aforro que tenta facer pompas de xabón cos repuntes do Euríbor...

Resposteiche á tua pregunta sobre a ubicación xeográfica de Agolada no meu blog, xusto despois do teu comentario á entrada Conmutación.

Unha aperta

bagoas insomnes dijo...

pois eu coñezoche esas terras de Agolada, gracias aos blo que dende alí escriben, e por suposto eu apoio a candidatura de Agolada, para celebrar a xuntanza.

podes ver do que estou a falar neste blo:
participa no debate e por suposto na xuntanza, pois pode ser unha boa iniciativa para coñecer estas terras.
Que opinas?

http://blog-xuntanza.blogspot.com/

DELIRIUMTREMENDS dijo...

AYYYYYYYY, LAS DICHOSAS APARIENCIAS DE LAS QUE NOS FIAMOS¡¡¡¡
No disfraza lágrimas, las aleja, y crea sonrisas en lugar de ellas. Y es un héroe del siglo que nos toca vivir, porque hace magia, sí, el entero es un mago acojonante, que encima tiene un trabajo que sportar en el que seguro sueña con salir de sus rutinas y acercarse a ese hospital a salvar vidas, y porqué no, a salvarse él la suya... Es otra manera de salvarse, no, huyendo del peso de una vida rutinaria...

Nuevo Icaro dijo...

Una bonita historia, quizás todos deberíamos tratar de buscar dentro de nosotros, nuestro lado más humano y escapar de la monotonía más mundana.

Mar Arável dijo...

Realidade e ficção

podem ser

um bom casamento

se fecharmos os olhos

para ver melhor

Anónimo dijo...

El Dr. Patch Adams reencarnado.
Si lo hiciese en el "Banesto" otro gallo nos cantaría a todos. Demasiada seriedad la del dinero, aunque claro ¿A ver quién es el guapo que se ríe a fin de mes?
Bicos, escritora e saúdiños ao de catorce.

O Raposo dijo...

Cada persona ten moitas patrias e en ocasións o traballo que facemos ten pouco ou nada que ver coa nosa personalidade ou cos nosos gustos. Traballamos porque non sabemos chegar honradamente a fin de mes doutra maneira. E nos ratos libres é cando espimos os outros que somos e damos saída os nosos verdadeiros desexos.
Fermoso relato.

São dijo...

Vim reler-te!
Abraços.

Veca dijo...

PReciosa historia, como siempre.

A veces juzgamos a la gente por las apariencias y es que no aprendemos eso de: Las apariencias engañan.

El resumen de Chousa sobre como llegar a Agolada no tiene desperdicio.

d´Agolada dijo...

Bonita historia, no debemos juzgar a la gente por las apariencias, detrás de cada tío o tía serios puede haber un payaso como el de tu historia. Saludos y gracias por haberte pasado por mi blog. Hasta la próxima.

Silvana dijo...

Como sempre facendo gala da tua sensibilidade. Aínda que todos sabemos que non está ben xulgar a primeira vista, a min resúltame imposible non facelo, sin embargo son consciente que todos son moito máis do que aparentan. Unha boa lección.

Encántame o cadro e xa que é Arlequín convídote a que mires o Arlequín et Pierrot de Derain (apasióname ese cadro); o Arlequín de Picasso; Mardi Grass de Cezzane.

Un saudiño. (Alégrome de que estés de volta)

A Conxurada dijo...

Un relato moi bonito, moi tenro.

Ángeles Mallo dijo...

Xulgamos a xente con demasiada lixereza e perdemos moitos bos momentos por isto. Grazas a tí xa sei como chegar a Agolada. Bicos

Olga S.Isidro dijo...

Gracias por pasar por mi casa.
Aunque no comente, paso por su blog, casi todos los días, de hecho tengo su link en mi blog, http://unpoema-unavida.blogspot.com
Un cordial saludo.

un dress dijo...

muito bonito...

tive um amigo bailarino
que fazia isso mesmo -
clown-performer de hospital, oncologia,

nos tempos livres...

embora no caso do bancário seja bem mais... inesperado.


as histórias das vidas comuns, afinal,
nas surpreendentes dissonâncias do quotidiano

lugares de nós onde se pode sentir,

aqui

sim,

de facto, que ainda nos guardamos

crianças

pessoas...




beijO

Anna dijo...

Me gusto el relato. Las tristeza del payaso.

A lareira de Santiso dijo...

Agardo os teus relatos coma auga de maio. Hoxe ao final sae un sorriso.
Apertas

O Profeta dijo...

Tens um raro brilhantismo na palavra...


Doce beijo

Suso Lista dijo...

Xa me apuntei, imos ser miles, je je

Rifo I de Zeuquirne dijo...

Gustoume o relato, xa se sabe, as aparienzas enganan.
Apertas.

São dijo...

VEnho desejar feliz semana.

Pau dijo...

Realmente hoxe traesnos unha fermosa e emocionante historia. Ogalla todos superamos disfrazar así as bagoas

São dijo...

Venho dar-te abraços.

asbeirasdoarnego dijo...

si home si, non che falta razón, detrás de alguien que parece un tipo duro suguro que tiene su corazón. un precer terte con nós na Xuntanza. Un Saúdo.
www.asbeirasdoarnego.blogspot.com